domingo, 25 de septiembre de 2016

64.- CASA EN PLAZA DE LA CORREDERA - Plaza de la Corredera 25. Calasparra




A raíz de las informaciones aportadas por José María Pérez y Luis Armand, a los que agradezco su aportación, paso a rectificar la entrada sobre esta vivienda que estaba a la izquierda del antiguo edificio del Ayuntamiento, según se mira la fotografía, o a su derecha si uno salia por su puerta (que es a lo que yo me quería referir). 

Continuando con la Plaza de la Corredera de Calasparra, el segundo edificio que llama nuestra atención es el que estaba situado a la derecha del edificio del Ayuntamiento (a la izquierda según se mira la fotografía).


Las fotografías de las que disponemos, aunque no son de buena calidad, nos permiten entrever un edificio, probablemente de estilo modernista, en el que destacaban las embocaduras de los vanos.


La puerta con una reja de diseño modernista, que yo había identificado como de este edificio, al parecer era de otro situado en el extremo derecho, según se mira, de la antigua fotografía. Esta última estaba unida a la vivienda de la antigua farmacia, formando una única propiedad, vivienda por la Corredera y, por la calle Lavador, local de farmacia y vivienda en planta baja y superiores. 
La reja mencionada, se aprovechó en la puerta de la calle Lavador del edificio de viviendas que actualmente ocupa el solar. En dicha casa vivían Dª Irene Aramand Guillén, viuda del que fuera farmacéutico, D. Juan Moya Marín, que donó la farmacia a Dª Pascuala Buendia Velázquez y a su marido D. José María Pérez Mayo, que era licenciado en análisis clínicos, pues al parecer no tenían descendencia.


Detalle de la puerta modernista

Aspecto de la reja reutilizada en su nueva
ubicación a la altura del nº 16 de la calle Lavador

Aunque el edificio sigue en pie, en alguna reforma realizada probablemente en la década de los sesenta, lamentablemente desapareció cualquier vestigio modernista de la construcción.  

En esta fotografía, probablemente de la década de los sesenta se puede observar
que antes del derribo del edificio del Ayuntamiento, la Casa de los Farmacéuticos 
había sido terriblemente modificada hasta hacer desaparecer todo vestigio modernista
de su fachada

En cuanto al bajo, no terminan de ponerse de acuerdo, pues algunos afirman que allí estaba la farmacia (parece que no era así, según las últimas informaciones) y otros en cambio, aseguran que lo que había era una sastrería. En cambio otras personas opinan que tanto la sastrería, como la barbería del "Tío Rubira" ocupaban los dos bajos del edificio del Ayuntamiento (ver la entrada anterior).

De nuevo quisiera dar las gracias a toda la gente de Calasparra por sus aportaciones, y muy especialmente a José María Guerrero Moya, José María Pérez y Luis Armand.


domingo, 11 de septiembre de 2016

63.- VERJA DE LA PLAZA DE ROBLES VIVES - Plaza de Robles Vives. Águilas



La Plaza de Robles Vives has sido, junto con la cercana Plaza de España, uno de los espacios abiertos más importantes de la bonita localidad costera de Águilas.

En ella hoy todavía se puede visitar el antiguo Casino de la localidad, edificio ecléctico que conserva interesantes pinturas, y que fue durante décadas, junto con el desaparecido Ateneo, el centro neurálgico y de poder de Águilas.

Hace unos meses nuestro amigo y colaborador Javier Romeu, nos informaba de la existencia una interesante valla de estilo modernista que rodeaba la mencionada plaza, acompañando la información con diversas fotografías, que aquí reproducimos. 






En efecto, la citada verja de hierro forjado contiene elementos curvados típicos del modernismo, de los denominados coup de fouet, y milagrosamente ha llegado casi intacta hasta nuestros días.

Aunque ignoramos el autor y la fecha en que se realizó, hemos encontrado una vieja postal que confirma la antigüedad de la verja. Pensamos que por su tipología, probablemente se instalaría en la primera década del pasado siglo XX.

Antiguo Matadero de Murcia (Arq. Pedro Cerdán 1909)
Dicho modelo de verja fue empleado también por Pedro Cerdán en el antiguo Matadero de Murcia, inaugurado en 1909, por lo que es posible que él fuese el autor.

Desde aquí quiero dar las gracias a Javier Romeu por la información y las fotografías aportadas.